Cómo fijar metas en tu equipo de trabajo

Cómo fijar metas en tu equipo de trabajo

Los trabajadores tienen un impacto, lo queramos o no, en el crecimiento de nuestro negocio. Dicho impacto puede ser positivo o negativo. Si tus empleados se desempeñan de manera estupenda, seguramente tu negocio crecerá o de lo contrario se estancará y terminará desapareciendo del radar.

Ahora ¿Cómo saber si mis empleados se desempeñan de manera estupenda para beneficio de mi empresa? Bueno, hay que medir los resultados. Establece metas y objetivos para cada empleado. De esta manera puedes medir su desempeño a base de metas y objetivos cumplidos.

Cuando tus empleados saben qué hacer van a trabajar con un objetivo y no irán a la deriva sin un rumbo fijo.

A continuación te comparto una serie de consejos muy efectivos cuando se trata de fijar metas para tus empleados o colaboradores.

Haz que los empleados se pongan sus propias metas

Aunque esto parece contraproducente, la realidad es que es más motivante e incluyente para los empleados fijar sus propias metas. Diles que establezcan sus propias metas para que tú las evalúes y modifiques para que finalmente las apruebes.

Las metas deben ser alcanzables para cada empleado

Esto es bien importante. Debes estar seguro de que cada uno de tus empleados tenga control total sobre la posibilidad de cumplir o no sus metas. No permitas que tus empleados se fijen metas inalcanzables ya sea por falta de recursos, la situación del mercado o que dependan de terceros.

Se suelen fijar metas demasiado ambiciosas sin tener en cuenta a terceros o prever posibles declives en el mercado. Ten en cuenta que si una tarea no depende totalmente de tu empleado a cargo es casi seguro que no se cumpla.

Deben ser medibles

Las metas deben ser medibles. Puedes establecer metas mensuales, semanales y diarias. Es crucial que se destine un período de tiempo para el cumplimiento de cada meta y que los requerimientos para que una meta se considere como cumplida sean claros y rápidamente verificables.

No es óptimo desconocer si las metas se han cumplido o no. Esto entorpece y enlentece los procesos de una empresa. Para evitar esto establece métodos que permitan evaluar rápidamente si las metas se han cumplido al 100%.

Metas a largo y corto plazo

Tus empleados deben fijarse metas grandes y pequeñas. Las primeras para ser alcanzadas en el largo plazo y las segundas para lograrse en poco tiempo. Las pequeñas deben acercar cada vez más al cumplimiento de una meta grande.

Por ejemplo, un vendedor puede fijarse la meta de facturar $100.000 en ventas mensuales; esta sería la meta más grande. Ahora debe establecer metas diarias que le permitan lograr lo que se ha propuesto como hacer tantas visitas o tantas llamadas.

Reconoce la labor de tu equipo

Recomendado: Técnicas de motivación laboral

Cada final de mes puedes reunir a tu equipo, revisar las metas establecidas para reconocer a aquellos que las alcanzaron y para animar a los que se quedaron cortos con los objetivos.

Esta junta la puedes utilizar para hacer retroalimentación y aconsejar a tu equipo en aras de mejorar el desempeño.

Aquellos que alcanzaron sus metas pueden compartir las estrategias que utilizaron para lograrlas y retroalimentar a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.