Tácticas y estrategias

Tácticas y estrategias: ¿Cómo diferenciarlas?

Existen muchos conceptos que podemos percibir como iguales, y que si no logramos diferenciar nos pueden generar confusiones que nos lleven a tomar decisiones erradas, como es el caso de las tácticas y estrategias.

Lo que podemos tener claro de comienzo es que tanto las tácticas como las estrategias nos conducen hacia el cumplimiento de nuestros objetivos. Revisemos pues a qué se refieren estos dos conceptos:

¿Qué es estrategia?

Cuando se habla de estrategia se hace referencia al camino que tomamos para alcanzar el objetivo que nos hayamos trazado. Es el conjunto de decisiones que tomamos para llegar a una meta. Un ejemplo de esto puede darse en que tengamos como objetivo en nuestra compañía incrementar en X por ciento nuestro volumen de clientes, una estrategia para este caso sería tener mayor presencia en internet.

Una estrategia por lo general va acompañada de un plan, y que se desarrolla a largo plazo. Esto hace que se pueda llevar a cabo de una manera más organizada, con mayor atención a los detalles, y con muchas variaciones. Hay que decir que pueden existir varias estrategias en un solo objetivo, y que también una sola estrategia nos ayuda en distintas metas. Las estrategias son las vías organizadas de conseguir nuestros ideales.

¿Qué es táctica?

Como mencioné anteriormente las tácticas también nos ayudan a conquistar nuestros propósitos. La táctica hace referencia a la forma en como desarrollamos un plan y se atañe más a las tareas específicas. Continuando con el ejemplo anterior, podríamos hacer una lista de tácticas para desarrollar dicha estrategia como: Crear o hacer mantenimiento a nuestro sitio web, crear redes sociales y hacer publicidad por estos medios, capacitar al personal para el manejo de las redes sociales de la compañía, entre otros.

Tenemos entonces que la táctica puede variar dependiendo de nuestra realidad en el mercado y de nuestra capacidad para desarrollar los planes o estrategias que hayamos planteado. Las tácticas son las técnicas que utilizamos para cumplir nuestros objetivos.

Entonces, ¿En qué se diferencian las tácticas y estrategias?

Podemos decir que la estrategia adopta una forma global y se presenta como un plan, y la táctica va más a lo específico y a las formas de llevar a cabo ese plan. La estrategia es la complejidad de desarrollar varias tácticas, y la táctica hace sencilla una estrategia.

En un sentido más de autoridad y líneas de mando, las estrategias son planteadas y desarrolladas en los niveles jerárquicos más altos de la compañía como gerencia y altos ejecutivos. Las tácticas son puestas en marcha por los niveles operativos de la empresa.

Hay que tener en claro que aunque tanto tácticas como estrategias constituyen un factor fundamental en el cumplimiento de metas, son dependientes entre sí. Una estrategia requiere de tácticas para su evolución, y una táctica requiere de una estrategia para su existencia. Tácticas y estrategias, separada al nacer.

De una forma más artística, te dejo un poema del popular autor uruguayo en donde se puede ver claramente las diferencias de tácticas y estrategias:

«Mi táctica es mirarte, aprender como sos, quererte como sos,

Mi táctica es hablarte y escucharte, construir con palabras un puente indestructible,

Mi táctica es quedarme en tu recuerdo,

No sé cómo ni sé con qué pretexto, pero quedarme en vos

Mi táctica es ser franco, y saber que sos franca

Y que nos vendamos simulacros para que entre los dos

No haya telón ni abismos

Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple

Mi estrategia es que un día cualquiera

No sé cómo ni con qué pretexto,

Por fin me necesites»

– Mario Benedetti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.