Tipos de liderazgo

5 Tipos de liderazgo más comunes

En todas las organizaciones e incluso en los ámbitos de la vida personal, encontraremos personas que por sus características y su personalidad se han convertido en líderes, o en dado caso, ese líder seremos nosotros.

Hay varios tipos de liderazgo que se definen por rasgos específicos, en donde se tiene un mayor enfoque hacia las personas que nos rodean, hacia nosotros solamente, o a su vez, un equilibrio de ambas.

Es por eso, que a continuación te voy a mostrar los 5 tipos de liderazgo que son más frecuentes en las organizaciones, cada uno tiene sus ventajas y desventajas dependiendo del entorno en el que se esté.

Pero el trabajo de un verdadero líder es tratar adaptarse a la situación y a las necesidades, sin limitarse a un solo tipo de liderazgo.

5 Tipos de liderazgo más frecuentes

Entre los tipos de liderazgo se encuentran el carismático, burocrático, democrático, entrenador y transaccional. Al conocer estos tipos de liderazgo, procedes a analizar tus cualidades y de esta forma determinar con cual estilo te identificas más. Lo pertinente es obtener los mejores elementos de cada liderazgo crear tu estilo propio.

Carismático

Este podría ser el tipo de liderazgo más optimista comparado con el resto. El carismático es aquel que a pesar de las dificultades siempre dará la lucha y motivará a sus seguidores. Sacando lo mejor de cada uno y sin dejarlos caer, lucharán en conjunto por el logro de los objetivos.

Estos líderes conectan fácil y rápido con las demás personas, ya que se enfocan en el bienestar de todo el grupo y esto hace que aumente la empatía, creando un sentimiento de solidaria y colaboración tanto individual como grupal.

Sin embargo, el líder carismático puede incurrir en problemas a futuro, ya que el exceso de empatía crea amistad con los colaboradores y de cierta manera se empieza a perder el poder sobre los demás, generando que rendimiento del equipo no sea el mismo.

Burocrático

El líder burocrático es aquella persona rígida que se limita a cumplir las normas y los reglamentos de la organización, a su vez, se determina de manera clara y precisa la jerarquía dentro de la organización para tener los canales de comunicación correspondientes.

Este tipo de liderazgo trae beneficios en cuanto a la organización del equipo y la distribución de tareas, sumado a que la probabilidad de cometer un error se disminuye por la capacidad de planear cualquier escenario a futuro.

Pero, al tomar este estilo se deja de lado el talento humano que nos rodea y se limitan a una relación profesional donde se cumpla con los objetivos, lo que en ciertos tipos de situaciones hacen que los colaboradores no conecten con el líder.

Además, la mentalidad del líder burocrático es cerrada a los cambios, y cuando se presentan cambios repentinos en los planes, esto genera confusión en la toma de decisiones complicando la consecución de los logros.

Democrático

El líder democrático brinda confianza a sus colaboradores y permite que estos tomen decisiones sobre sus actividades. Se trata de un estilo participativo a través del cual las demás personas del equipo pueden opinar y tener un poco más de libertad.

La principal ventaja de un líder como este, es que es difícil tomar siempre las decisiones correctas. Por ende, al escuchar más opiniones y tener en cuenta otros puntos de vista, esto permitirá abarcar el contexto desde diferentes personalidades.

Pero, se debe mantener un límite con los colaboradores, ya que estos pueden tomarse ciertas atribuciones y decidir en situaciones que no les corresponde. Así que, se debe organizar el equipo de la manera correcta, con las tareas y funciones establecidas, dejando claro hasta qué punto llega la responsabilidad de cada integrante.

Entrenador

El entrenador es un tipo de líder “coach” que siempre busca potencializar las cualidades de sus colaboradores, procurando mantener un constante entrenamiento con los mismos. Enseñándoles sobre cómo fortalecer su vida personal y profesional.

Este tipo de líder es aceptado por las demás personas, ya que las hace sentir importantes al creer y confiar en ellas´. Sumado a que comparte sus conocimientos e intenta que todos puedan aportar sin desmerita su cargo o labor.

Transaccional

los líderes transaccionales se enfocan principalmente en el dinero y motivan a su equipo basado en recompensas económicas. Cuando se identifica un objetivo en específico, se definen indicadores y a través de este se premia o no a los integrantes.

De cierta forma, resulta ser un tipo de liderazgo eficaz, puesto que hará todo lo posible por lograr las metas, sumado a que el factor económico es uno de los principales motivantes para la mayoría de personas.

A las personas que lo rodean, les gusta este tipo de liderazgo ya que reciben su recompensa de manera inmediata y sin excusas. Siempre y cuando cumplan con las metas establecidas individual y grupalmente. Se deja de lado el ámbito personal de los individuos, pero se trabaja en el incremento de la productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.