Cómo mejorar la concentración

Cómo mejorar la concentración: 10 consejos para hacerlo

No te puedes concentrar 100% en tus tareas y te preocupa no tener los resultados que esperas. Tranquilízate, es posible que yo te pueda ayudar.

Para la exigencia diaria de nuestra vida diaria es importante poder concentrarnos. Cuando nuestra capacidad de concentración es alta podemos ser más efectivos a la hora de realizar tareas. Los beneficios de una buena concentración son muchos entre los cuales destacan la mejora de nuestra memoria, más agilidad mental y más velocidad en el procesamiento de los datos.

Te comparto 9 técnicas para mejorar la concentración

Muy poco se habla de esto pero tener buena concentración está estrechamente relacionado con tener buena memoria. Si te fijas, en los campeonatos mundiales de mnemotecnia, los “atletas mentales” mantienen niveles de concentración muy altos, excesivamente elevados. Esto se debe a que llevan tiempo entrenando y además es estimulante poder recordar miles de datos con facilidad.

No te sugiero que te conviertas en un mnemonista. No es necesario que te dediques a esto para tener buena concentración. Basta con implementar unos sencillos consejos a tu vida para tener resultados sorprendentes

Descansa lo suficiente

Cuando te digo que descanses lo suficiente me refiero a dormir bien durante la noche y hacer pausas activas durante el día. Dormir las horas suficientes te permite recuperarte física y mentalmente. Cuando duermes bien tu estado de lucidez durante la vigilia es más elevado.

Cuando estamos cansados o hemos dormido mal nuestra atención disminuye peligrosamente. Por eso a los estudiantes se les recomienda dormir bien la noche anterior a los exámenes porque cuando no procuramos descansar bien nuestro cerebro se resiente y los procesos asociados a la memoria y la atención no rinden al máximo.

También cuando dormimos nuestro cerebro se limpia y elimina los desechos tóxicos del cerebro. De ahí que nos digan: duerme que mañana te sentirás mejor. Ahora que sabes esto establece hábitos de sueño saludables y patrones de descanso durante el día.

Soy testigo de esto en mi propia piel porque cuando salió juego de tronos me desvelaba constantemente y hubo una noche en la que pasé de largo, no dormí ni siquiera un instante. A las 5:15 am me paré de la silla para bañarme y posteriormente irme a estudiar. Corrían las 7:00am, comencé a sudar frío y medio hora después llegaron los micro sueños. Tuve que ponerme de pie y aun así me quedé dormido. Eso fue una tortura, tanto así, que a eso de las 10:00am tuve que irme a dormir porque ya no resistía.

Esa es la parte anecdótica porque de lo que explicaron solo tengo vagos recuerdos y esa fue la última vez que me desvelé. Ahora prefiero acostarme temprano y levantarme temprano y tomar una siesta a media tarde para mantener mis niveles de concentración lo más alto posibles.

Toma apuntes con papel y lápiz

Ahora con la digitalización nos hemos acostumbrado a escribir en el computador y el papel y el lápiz han quedado olvidados en el armario. Aunque en esencia es una herramienta muy buena y positiva, cuando se trata de concentrarnos y tener mejor memoria resulta contraproducente.

Cuando escribimos a mano nuestro cerebro hace un mayor esfuerzo para concentrarse. Además se involucra la motricidad fina y se emula la forma de las letras que a la larga en algo afectará nuestra capacidad para recordar.

Al escribir debemos prestar atención a la forma de las palabras, su ortografía y que queden bien escritas. Este proceso demanda más recursos de nuestro cerebro y por lo tanto se traduce en una mejor concentración a corto plazo.

Mapea las ideas de clase

Esto es bastante controversial. Según un estudio publicado por la Revista Time es buena idea dibujar garabatos en un bloc de notas o en un cuaderno. No es necesario hacer figuras concretas, todo vale. Esto permitirá que recordemos mejor lo que dice el profesor. No lo sé, personalmente, a mi no me funciona.

Te propongo algo diferente

He decidido llamar esta sección “mapear las ideas de clase” porque es algo que a mi me funciona muy bien y puede que a ti también. También tiene que ver con hacer garabatos o dibujos pero con un fin en mente. En lugar de garabatear y ya, mejor realiza mapas mentales o, en su defecto, mapas conceptuales para organizar mejor las ideas.

Aunque en los mapas conceptuales se emplean conceptos, en el mapa mental sucede todo lo contrario. Allí puedes utilizar imágenes, dibujos, colores, líneas divertidas y explotar tu creatividad. Utiliza imágenes y colores para cada idea y gana por partida doble: vas a recordar lo que dice el profesor y estarás ocupado, adiós aburrimiento.

Los mapas mentales también los puedes utilizar para planear tus vacaciones, organizar tus estudios y también tus quehaceres del hogar. Puedes hacer todo esto y divertirte durante el proceso.

Mastica chicle

Esto parece salido del futuro pero resulta que masticar chicle nos ayuda a concentrarnos y recordar mejor las cosas. Así lo indican varios estudios científicos al respecto. Esto sí que es interesante. Ahora que ya sabes esto no olvides tu goma de mascar para mantenerte concentrado.

Aprende a gestionar el estrés

Cuando estás estresado tu capacidad para concentrarte es casi nula, tanto así, que tropiezas con todo, se te queman los huevos y el día se te vuelve un desastre total.

Para poder realizar actividades intelectualmente demandantes necesitamos entrar en una estado de calma (ni tan relajado como para quedarnos dormidos, ni tan activo como para no poder concentrarnos).

Algunos tan simples para controlar el estrés puede ser apretar tu puño o una pelota anti-estrés durante un par de minutos. También puedes intentar meditar o hacer un poco de ejercicio para aclarar tu mente y tus ideas.

Personalmente a mi me funciona muy bien meditar y hacer ejercicio interválico de alta intensidad. Prueba tu y elige lo que te de mejores resultados.

Juega a juegos que estimulen la concentración

Puedes armar rompecabezas, sudoku o solucionar sopas de letras pero cuando se trata de aumentar nuestra concentración y mejorar nuestra toma de decisiones, el ajedrez pasa a ser el rey porque debemos tomar decisiones acertadas para anticipar los movimientos de nuestro rival.

Es perfecto para aumentar nuestra concentración y mejorar nuestro proceso de toma decisiones. Intenta jugar un poco de ajedrez o busca un juego equivalente como damas chinas.

Evita las distracciones y busca un ambiente adecuado

Resulta bastante obvio evitar las distracciones para estar más concentrado. Pero no solo me refiero a las redes sociales, la televisión y las consolas de videojuegos. También son muy importantes los factores internos y externos. Cuanto menos estímulos externos haya mejor será nuestra concentración

Está comprobado que el ruido de fondo afecta nuestro rendimiento cognitivo cuando se trata de una actividad que requiere mucha concentración. Por ejemplo, los exámenes de admisión. Cuanto menos ruido haya en el entorno mejor equipo estarás, cognitivamente hablando.

Para que puedas enfocarte completamente en una tarea encuentra un lugar cómodo, con buena luz (mejor que sea natural), fresco y sin ruido de autos, es preferible el sonido de la naturaleza porque es más relajante.

Evita el caos, planificar es mejor

Planifica tu rutina diaria, no funcionamos de manera caótica. Saber que tienes que hacer te dará ventaja y aumentará tu concentración. Cuando planificas evitas estar saltando entre tareas sin llevar un orden definido. El multitasking es contraproducente, no funciona porque no terminamos concentrándonos en nada.

Aférrate a una lista de tareas y pon toda tu atención en una sola actividad cada vez. Si sabes qué hacer y cómo hacerlo podrás terminar más rápido. Vas a estar más concentrado por períodos de tiempo más cortos.

La música de fondo ¿funciona?

Eso depende. Escuchar música de fondo puede ser buena idea pero hay que tener varios factores en cuenta. La música tiene la capacidad de estimular nuestra actividad cognitiva.

Es muy bueno escuchar música relajante antes de estudiar; sin embargo, durante el transcurso de la actividad es mejor estar en silencio porque la música puede afectar negativamente la calidad con que retenemos la información y hay varios estudios que reportan efectos negativos.

Come bien

Recuerda que nuestro cerebro es un órgano muy complejo y requiere variedad de nutrientes para funcionar correctamente. Debes incluir en tu alimentación alimentos ricos en omega 3, vitamina C, B1, calcio, zinc y magnesio.

Lo mejor es que trates de comer de todo un poquito. Lo más saludable es tener una dieta balanceada. Trata de consumir más aguacate, hortalizas y verduras de hoja verde. También incluye las nueces y las semilla como parte de tu alimentación.

Medita

Para terminar te recomiendo meditar dos veces al día durante 10 minutos para aclarar tu mente. Cómo anécdota te cuento que desde que empecé me siento más en control sobre mi mente y mi cuerpo. 

Me resulta más fácil levantarme temprano y me siento más creativo. Además de otros beneficios de los que prescindo en este artículo pero que te haré conocer en un próximo post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.