libertad financiera

Libertad financiera: ¿Qué es y cómo lograrla?

En nuestra vida cotidiana nos podemos encontrar con diferentes retos por los que vale la pena luchar y cumplir, metas que al ser logradas nos hacen sentir realizados y nos acercan al tan infravalorado y maltratado concepto de felicidad.

Pues bien, hoy quiero exponer un tema que seguramente hayamos escuchado alguna vez en algún tema de conversación o algún contenido audiovisual y que seguramente después de entenderlo y convencerte de ello lo convertirás en una de esas metas o retos por los que vale la pena luchar para conseguirlo, la libertad financiera.

La libertad financiera rompe con el tabú en el que puede llegar a convertirse el tema de ser millonario por la complejidad del asunto, o por la idea errónea de que es un imposible lograrlo. Pero para continuar es importante tener en claro el concepto

¿Qué es la libertad financiera?

Como podemos apreciar en su nombre, la libertad financiera se refiere a que estemos libres, a que seamos independientes totalmente de cualquier carga financiera que se presente en nuestra vida.

Es decir, a que no dependamos de ninguna persona para obtener dinero, como se ve en el caso de un empleado, e incluso a que no debamos invertir recursos como intercambio por el dinero. Recursos tan valiosos para el ser humano como lo pueden ser por ejemplo, el tiempo.

Técnicamente se puede decir que la libertad financiera es la construcción de bases sólidas e integración de un grupo de ingresos que no necesitan inversión de tiempo para que se sigan presentando.

Suena muy bonito el concepto, pero para que mantengas los pies en la tierra hay que entender que para llegar a ello se debe primero realizar un arduo trabajo que nos conduzca a dicha libertad, como menciona un colega, sacrificar unos años de trabajo duro y sin descanso para alcanzar una vida completa de libertad.

Ventajas de la libertad financiera

Imagina todo lo que puedas hacer con tiempo para disfrutar y con dinero a disposición para no limitarte, a eso se resumen las ventajas de la libertad financiera.

Pero no nos quedemos en la superficialidad del asunto y vayamos a todo el aprendizaje que hayamos podido obtener durante el largo camino de la independencia financiera. Los hábitos y la disciplina que adquirimos durante el trayecto y que quedaran marcados en nuestra vida.

No solo nos va a facilitar la vida misma por el tema de los recursos, sino por la adaptación de nuestro comportamiento y nuestro estilo de vida para alcanzar la libertad financiera que por lo que representa y significa se traduce en una vida plena y saludable. Sin vicios. Sin ataduras. Con pensamiento libre y crítico.

Se puede pensar que una persona libre financieramente es floja o perezosa cuando es todo lo contrario. Esas personas saben por lo que tuvieron que pasar, los hábitos a los que tuvieron que acoplarse y el conocimiento que tuvieron que adquirir para llegar a esa plenitud.

¿No te parece irónico que logrado el objetivo se comporten de manera contraria a como lo han hecho para tirar a la basura todo el trabajo que han realizado? No sería coherente ni con su actuar ni con su forma de pensar.

Entendido el concepto debemos ahora ahondar en el tema y llegar los puntos vitales de lo que conlleva el ser libre financieramente.

Cómo alcanzar la libertad financiera

Lo primero que debe quedar claro es que la independencia financiera es un largo camino y que para llegar a una vida llena de las facilidades que se mencionaron anteriormente, se debe haber recorrido ese largo camino que seguramente estará lleno de dificultades, dependiendo de tu capacidad.

Para iniciar este camino, debes ir bien equipado para sobrevivir y llegar a la meta sin sobresaltos. Recuerda que en la planeación de un proyecto, empresa, idea de negocio, o plan de vida está el 80% del éxito de la operación.

Es por eso que te indicaré los 3 aspectos que debes tener claros antes de empezar el trayecto hacia la libertad o independencia financiera:

  • Plantearte un objetivo. Trazarte una meta

Por lo general el hecho de alcanzar la libertad financiera te abre las puertas hacia la felicidad. ¿Qué mayor meta que sentirte feliz y a gusto con tu vida?

Pero independientemente de cuál sea la meta que te traces, lo importante es que la tengas clara y presente todo el tiempo para que te sirva de motivación en los momentos difíciles.

Tu meta puede variar desde el mero hecho de no trabajar más en lo que te queda de existencia o de recibir ingresos para sobrevivir, hasta alcanzar la plenitud, la felicidad, el éxito y mantenerlo en tu vida.

El tema de plantearte un objetivo en el camino de la independencia financiera, al tratarse casi que de un propósito de vida debe incluir a las personas que hacen parte de tu diario vivir. El tener tiempo para compartir con ellos, y tener tiempo para ti mismo puede convertirse en un firme objetivo.

  • Definir las herramientas con las qué cuentas

Tu principal herramienta va a ser tu principal fuente de ingresos. Claramente la idea es que al final tengas tus proyectos propios, pero eso no condiciona a las personas que son empleadas para conseguir su independencia financiera.

Bien seas empleado, tengas tu propia empresa o te dispongas a crear una, debes adquirir los hábitos y conocimientos necesarios para ser libre financieramente. Llegar al punto en donde tus inversiones superen los gastos que ostentes en tu estilo de vida ideal es el punto al que se debe apuntar si quieres alcanzar la libertad financiera.

Tal y como se debe hacer en cualquier plan en el que participemos o en cualquier aventura en las que nos decidamos a vivirla, hay que hacer un estudio de nuestra situación actual y determinar los recursos de los cuales disponemos para llevar a cabo lo que planteamos.

¿Estudias? ¿Trabajas? ¿Eres creativo? ¿Te gusta trabajar solo o en equipo? ¿Cuál es mi red de contactos? ¿Qué sabes hacer? ¿Dispones de apalancamiento? ¿Cuál es tu tiempo libre? Éstas son solo algunas de las preguntas que debes hacerte para definir el presente que estás viviendo.

Dichos cuestionamiento te van a llevar a sentar bases sólidas para trazarte un plan. Recuerda echar mano de todo lo que puedas disponer para cumplir con tu objetivo.

  • Hacerte cargo de tu vida

Si bien lo que muchas veces buscamos al ser financieramente libres es conseguir el tiempo que queremos para compartirlos con nuestros allegados, hay que tener claro que no son ellos quienes nos dan la libertad financiera. Ellos son la motivación más no el medio.

Eres tú el único que puede conseguir tu propia libertad financiera y por eso debes trabajar duro para lograrlo. No es cuestión de dejar de trabajar per sé sino que pierdas la necesidad de hacerlo.

Independientemente de si tu camino estará marcado por un empleo o por la decisión de administrar tu propio negocio, eres tú el que debe hacerse cargo de ello y ser responsable de tus propios ingresos.

Seguidamente de haberte conceptualizado a grandes rasgos sobre todo lo que conlleva el camino de la libertad financiera, te mostraré los 11 elementos que considero más importantes para tener en cuenta con respecto al tema.

Estos elementos son determinantes y efectivos si quieres organizar tu vida financiera y convertirte en una persona financieramente independiente. Basta con adaptarlos a tu estilo de vida para conseguir tu objetivo.

  • Ingresos pasivos

Un ingreso pasivo hace referencia al dinero que recibes por una actividad ajena a lo que haces normalmente como tu principal fuente de ingresos. Esto no quiere decir que es un ingreso que se consigue de la noche a la mañana y que no requiera de esfuerzo.

Si bien esto último es una característica del ingreso pasivo, debes esforzarte para empezar a conseguirlo y que este se mantenga en el tiempo en modo piloto automático.

Existen diversas formas de conseguir ingresos pasivos e incluso en este mismo blog puedes encontrar un post sobre ello. Estos ingresos se van a convertir en la columna vertebral de tu libertad financiera y por ende no es sencillo conseguirlo. Pero una vez los tienes, dispondrás de todo el tiempo y demás recursos para construir más ingresos sin perder los que has logrado.

Te invito a leer: 14 formas de generar ingresos pasivos y no morir en el intento.

Lo que buscas con los ingresos pasivos es generar más dinero, así que si conoces herramientas diferentes que te ayuden a conseguir dicho dinero, adáptalas a tu forma de vivir y conviértelas en hábitos.

  • Control de las finanzas

No es amenaza, pero sino logras controlar tus finanzas personales sencillamente no conseguirás tu independencia financiera.

Desde las cuestiones básicas de no gastar más de lo que te ingresa, hasta la disciplina de apuntar absolutamente todos tus movimientos financieros, constituyen un buen control de tus finanzas.

Evita las deudas, y si las contraes debes tener un plan en mente para deshacerte de ellas y no caer en la desgracia de quedarte ilíquido. Elimina los gastos innecesarios y lleva las cuentas tanto de todos tus ingresos como de todos tus gastos.

Destina un porcentaje para gastar del total de tus ingresos de manera organizada, y pon a producir el dinero sobrante bien sea en inversión o ahorro.

  • Motivación

Sea cual sea la actividad que realicemos o el proyecto que emprendamos la motivación juega un papel muy importante.

Y es que el camino hacia la libertad financiera puede ser duro, por lo que toma relevancia el hecho de tomarse descansos que le permitan a tu cuerpo y mente volverse a sincronizar y tomar nuevos aires.

Recuerda siempre cuál es tu objetivo. Puedes encontrar allí el mayor estimulante para no desfallecer, y de ser necesario, reinventarse.

  • Enfocarte en la importancia del tiempo

Al final del camino el tiempo será tu mayor aliado. Dispondrás de él cuanto, como y donde quieras. Pero hasta entonces, éste será un recurso que te puede jugar en contra.

Lo que debes tener presente es que hay que organizar tu vida de manera que puedas poner tu atención en otros asuntos. Una vez tengas la disciplina y un plan con tiempos y espacios para cumplir, puedes dar paso al cómo harás tus cosas y cómo generaras tus ingresos.

  • Apalancamiento

El apalancamiento en sus diferentes formas es un mecanismo que te va a permitir multiplicar tus resultados con menor esfuerzo.

Como mencioné anteriormente es importante que eches mano de todo lo que tengas a tu disposición, y eso incluye a tu red de contactos y lo que ellos pueden hacer por ti como medio de apalancamiento. Ayudas en marketing, publicidad, ideas, trabajo no te caen mal si lo enfocas de la manera adecuada.

Quizás tu mayor fuente de apalancamiento la puedes encontrar en la Internet, que es la herramienta más potente para conectar al mundo y todo lo que te ofrece, contigo. Las redes sociales serán tus mayores aliadas para construir tu castillo de naipes, tus ingresos, y para darte a conocer.

Recuerda que la marca personal es el futuro (Casi presente) del mundo empresarial, que a fin de cuentas es en donde tienes que desenvolverte para obtener tus ingresos.

  • Aprendizaje constante

El hombre moderno busca diversas formas de desarrollar su mente. Entrenar tu cerebro para enfocarlo a la libertad financiera trae resultados positivos.

Instrúyete en finanzas personales, lee libros como la colección de Padre Rico de Robert Kiyosaki o El secreto del éxito junto con Cómo hacerse rico de Donald Trump, mira vídeos de expertos en el tema, analiza entrevistas, investiga casos de éxito en tu campo, escucha podcasts… en fin, hoy día encontramos un sinfín de herramientas que nos permiten un aprendizaje para todo tipo de gusto y que perdura en el tiempo.

  • No obsesionarte con el dinero

Pueden presentarse en la búsqueda de la independencia financiera dolores de cabeza por no ver resultados inmediatos, generalmente de tipo económico, y que no están acordes con el esfuerzo que estás haciendo.

Hay que ser pacientes y entender que muchas veces lo que planeamos presenta verdaderos resultado es a largo plazo. También se debe revisar en que podemos estar fallando. Quizá nuestro esfuerzo es bastante pero no está enfocado de manera adecuada.

  • Hacer lo que te gusta

No solo por nuestra comodidad, sino por la calidad en las cosas que hacemos. ¿Qué cosa podemos hacer mejor que aquello que nos apasiona y con lo que nos sentimos a gusto?

Si hacemos lo que dicta nuestra vocación, todo fluye. Buscamos el aprendizaje constante para disfrutar aún más lo que realizamos. Y en ese bagaje de aprender y practicar sobre lo que queremos encontramos la forma de monetizarlo y sacar el mejor provecho.

  • Aplicar métodos de ahorro

Te invito a leer: 7 métodos para ahorrar efectivamente aún en tiempo de crisis

En realidad, sea de la manera que sea lo importante es ahorrar. Una vez tomada la decisión de ahorrar, procedes a escoger el método de ahorro que mejor se ajuste a tu estilo de vida.

Te recomiendo escoger uno de ellos del post Los 10 mejores métodos de ahorro que puedes encontrar en este blog

  • Convencerte de que la libertad financiera es el camino

Si todo lo que sabes hasta ahora sobre libertad financiera no te ha convencido para tomarla como opción de vida, es porque quizás estás subestimando el hecho de que cualquier persona pueda disfrutar de los mejores momentos de su vida sin necesidad de estar atado a un trabajo. Sin necesidad de depender de nadie. Nadie más que cada uno de nosotros, por supuesto.

Investiga todo lo que puedas sobre la independencia financiera y si no te convences, no lo intentes. Más temprano que tarde terminarás quedando en el camino.

  • Vivir sin miedos

Te invito a leer: Cómo alejar las preocupaciones para vivir sin miedo y feliz.

Más que vivir sin miedos, es simplemente vivir. Haces lo que te gusta, lo monetizas, lo automatizas y disfrutas de todo el tiempo a tu favor.

Arriésgate por ti, haz una inversión en ti, trabaja para ti. Proyecta tu vida y has que el bienestar y la felicidad sean tus prioridades. Aventúrate a conseguir, lo que muchos convencidos queremos, la anhelada libertad financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.