Guía seo para principiantes

¿Qué es SEO y Cómo Funciona? – Guía Seo para Principiantes

La optimización para motores de búsqueda (SEO) es un método para atraer visitantes a un sitio web haciendo que aparezca en los primeros resultados de los motores de búsqueda como Google.

Por desgracia, también es la disciplina más desconocida e incomprendida para los principiantes.

Si no eres un experto en SEO, no importa cuánto tiempo inviertas en tu sitio web, el número de visitantes seguirá siendo bajo. La competencia en Google es feroz y la diferencia entre que tu sitio web aparezca en la primera página o desaparezca en la inmensidad de Internet es enorme.

Los beneficios del SEO son inconmensurables: a diferencia de los sistemas de pago como el SEM o la publicidad en Facebook, puede proporcionar grandes cantidades de tráfico de forma gratuita y transformar por completo tu proyecto digital.

Sin embargo, dominar la clave del posicionamiento SEO no es complicado. De hecho, es mucho más sencillo.

Esta guía le dirá todo lo que necesita saber para dominar estas claves, incluso si no eres un experto.

¿Qué es el SEO?

SEO son las siglas en inglés de Search Engine Optimization (optimización para motores de búsqueda), es decir, la creación y optimización de contenidos para que se posicionen mejor en los motores de búsqueda como Google.

¿Por qué es tan importante el SEO?

Porque puede garantizar el éxito o fracaso de tu proyecto digital.

La competencia nunca ha sido tan feroz como hoy . Cada día se publican más de 3 millones de blogs: basta con ver el número de resultados que aparecen cuando se busca «negocios». Haz la prueba y te darás cuenta.

Hay 477 millones de resultados que compiten entre sí para esa palabra clave nada más.

Si consigues llegar a los primeros puestos de los resultados de búsqueda orgánica, serás más visible que tus competidores y atraerás una cierta cantidad de tráfico gratuito y constante a tu sitio web.

Si no lo haces, corres el riesgo de quedar enterrado en lo más profundo de Google y acabar como los miles de blogs y negocios online que fracasan cada año o que gastan mucho dinero en tráfico de pago.

Esto es bien importante porque al final las visitas acaban convirtiéndose en dinero.

Por ejemplo, supongamos que tienes un sitio web que vende relojes como este. Resulta que 90.500 personas buscan «relojes» en Google cada mes.

Según varios estudios, el primer resultado orgánico obtiene el 28,5% de los clics. Esto significa que el 28,5% de los usuarios visitarán tu sitio si aparece en los primeros resultados de búsqueda orgánica.

Si el 2,5% de los usuarios que llegan a tu sitio gastan una media de 30 dólares en relojes, eso supone un dineral de ingresos al mes gracias al tráfico que Google te envía.

Y todo sin gastar un céntimo en publicidad.

En lugar de relojes, hazlo con lo que sea que ofreces: Coaching, cursos financieros, información sobre viajes, recetas, clases de yoga, etc.

El seo es importante porque además de ayudarte a vender más va aumentar la popularidad de tu marca.

Cuantas más visitas tenga tu sitio web, más popular será y se abrirán nuevas oportunidades para ti.

Los 4 puntos más importantes para mejorar el SEO de cualquier sitio web

Ahora ya sabes qué es el SEO y por qué es una parte esencial de tu estrategia de marketing digital. A continuación, te presentamos algunos elementos que necesitas para mejorar tu clasificación en Google y duplicar tu tráfico.

Aunque los factores que Google tiene en cuenta para posicionar un sitio web son más 200 aquí te lo resumiré en menos de 10 pasos y estos se dividen en dos categorías: Elementos de contenido (lo que viene siendo el seo on page) y de enlaces (lo que viene siendo el seo off page).

  1. Contenido: El contenido debe responder de forma óptima a las consultas de búsqueda existentes y ser fácilmente interpretado por los motores de búsqueda. Se divide en tres partes: Búsqueda, intención de búsqueda y referencia de páginas.
  2. Enlaces: Dan autoridad a tu contenido. Si hay mucha competencia y tu contenido no es fundamentalmente bueno, necesitas enlaces externos para clasificar bien.

Siempre escribe pensando en el usuario

El principal error que cometen muchos empresarios digitales es que escriben lo que quieren, olvidando lo que quieren sus clientes objetivo.

Como resultado, nunca reciben una sola visita.

En los blogs, la gente suele escribir sobre sí misma, por ejemplo, «el día que todo fue bien», «mis objetivos para este año» o «mi cerdito es muy lindo».

Puede tratarse de un contenido interesante que se envía a los suscriptores en un boletín informativo, o puede hacerse viral en las redes sociales. Lo que está claro, sin embargo, es que no aportará nuevos lectores a través de Google.

Eso es porque no están resolviendo nada y además nadie busca eso en Google.

Si quieres conseguir tráfico orgánico, primero tienes que crear algo que la gente busque en Google.

1. Saber qué busca la gente

No hay que ser un lector de mentes para saber qué busca la gente. Existen muchas herramientas, pero la más común es el Planificador de palabras clave de Google.

Google te dice cuántas personas buscan un tema en particular para que puedas ajustar el presupuesto de tu campaña publicitaria.

Este es el primer paso para determinar si el tema sobre el que quieres escribir tiene demanda o no.

El planificador de palabras clave también te mostrará otras palabras clave relacionadas con tu tema en caso de que encuentres una más popular.

2. Hablar el mismo idioma que tus usuarios

El siguiente error común es dar un nombre extravagante a un tema que es interesante para los usuarios, de modo que el motor de búsqueda no pueda saber con qué está relacionado el tema.

Esto es exactamente lo que le ocurre a muchos blogueros, a pesar de sus muchas publicaciones, tienen muy pocas visitas en su blog.

Escriben sobre temas bastante interesantes pero como usan títulos que las personas no buscan en Google no reciben visitas o muy pocas.

Por ejemplo: si tu escribes un artículo sobre plantas medicinales en lugar de poner un titulo como este «las plantas mágicas de tu jardín» mejor escribe «10 plantas medicinales para el dolor de cabeza». Entiendes el enfoque. Más de mil personas buscan eso en Google.

Y antes de escribir cualquier contenido, asegúrate de que la gente busca información sobre el tema que quieres tratar. De lo contrario, no obtendrás tráfico orgánico.

Resuelve la intención de búsqueda

Una vez que has encontrado un tema sobre el que escribir, el siguiente paso (en el que mucha gente, incluidos los expertos en SEO, todavía se equivocan) es crear un contenido que responda a la intención del usuario.

No subestimes este paso. Te aseguramos que esto tendrá el mayor impacto en si apareces en Google o no a medio y largo plazo.

Pero, ¿Qué significa cumplir con la intención del usuario en el contexto del SEO?

Significa que tu contenido responde a las preguntas de los usuarios que llegan a ti a través de un motor de búsqueda y les proporcionas la información que necesitan para tomar su próxima decisión, como una compra.

Si tu contenido no cumple esta intención, el usuario volverá al buscador y hará clic en otro resultado (lo que se conoce como pogo-sticking o rebote) y no permanecerá mucho tiempo en tu página (una medida conocida como tiempo de permanencia).

En este caso, Google asume que el contenido no es relevante para esta búsqueda.

Por lo tanto, este artículo no aparecerá en los primeros puestos del motor de búsqueda. Y si lo hace (Google lo comprueba todo el tiempo), se eliminará inmediatamente.

1. ¿Cómo se reconoce la intención de búsqueda?

La investigación ha demostrado que hay tres tipos principales de intención de búsqueda

  1. Informativa: los usuarios buscan más información sobre un tema concreto. Por ejemplo, «qué es ciclo phva».
  2. Transaccional: Los usuarios quieren realizar una acción concreta, como hacer una compra o registrarse en una plataforma. Ejemplo: «mejores libros de finanzas personales».
  3. Navegacional: El usuario busca un sitio web específico. Ejemplo: «solobussiness.com».

Es casi imposible posicionar un contenido diferente al que pretende encontrar el usuario, por ejemplo, una página de venta de un libro (transaccional) para un usuario que busca «Qué es el ciclo phva» (informativo).

La regla de oro de la optimización de los motores de búsqueda: Google ofrece los resultados que mejor satisfacen las necesidades de sus usuarios.

Eso está bien. Pero, ¿Qué tipo de contenido es más satisfactorio para la misma intención?

La respuesta es: depende. Depende de lo que el usuario quiera encontrar en su búsqueda.

Por ejemplo, si alguien busca «¿Cuánto pesa Kim Kardashian?» no espera encontrar un artículo de 5.000 palabras sobre los diferentes negocios de Kim Kardashian o la cantidad de esposos que ha tenido, me explico.

Por tanto, la idea general de que los contenidos más largos son los mejor posicionan en Google es completamente errónea.

2. ¿Cómo averiguar lo que el usuario quiere realmente?

Hay dos maneras de averiguar lo que un usuario espera realmente.

La primera es simplemente ponerse en el lugar del usuario. Ponte en el lugar de la persona que esta haciendo la búsqueda. ¿Qué preguntas tendrían? ¿Qué les gustaría averiguar?

La segunda es consultar la única fuente de información que puede decirte exactamente lo que el usuario busca.

¿Sabes lo que es? Porque hay que comprobarlo todo el tiempo.

Me refiero a Google.

Sí, Google quiere ofrecer a sus usuarios los resultados más satisfactorios, por lo que tiene sentido clasificar este tipo de contenido en un lugar destacado.

Sólo tienes que hacer la búsqueda para la que quieres posicionarte, mirar lo que está en los primeros puestos, sacar tus propias conclusiones y crear mejores contenidos.

Por ejemplo, si quieres clasificar un artículo por el término «SEO», primero haz una búsqueda en Google.

¿Has notado un patrón aquí? La gente que busca «SEO» generalmente busca definiciones y conceptos muy simples, no información compleja. Probablemente hayan oído hablar de ella y quieran saber qué es y cómo sacarle partido.

Por lo tanto, es mejor dar una definición de SEO en tu artículo y evitar las técnicas avanzadas de SEO. Esto no es lo que quiere la mayoría de la gente.

3. ¿Qué formato debe tener el contenido?

Hay muchos tipos de contenidos (artículos en profundidad, videotutoriales, listas de consejos, infografías, etc.) y no todos responden a las mismas necesidades de los usuarios.

¿Qué formato deberías usar?

Una vez más, la respuesta está en Google.

Imagina que eres el propietario de una empresa que vende pavos y pollos rellenos. Tu decides crear contenidos para atraer a los visitantes. Escribe un artículo sobre  «¿Cómo hacer pollo?» en la que participan cada mes 1.500 personas.

Hasta aquí todo bien, ¿no?

Estás a punto de cometer un gran error.

Cuando buscas «cómo hacer pollo relleno», lo primero que encuentras no es un artículo, sino un vídeo.

Esto significa que los usuarios que quieren saber cómo hacer pollo relleno prefieren ver vídeos explicativos en lugar de leer artículos.

Por lo tanto, si creas un vídeo, aumentas tus posibilidades de posicionarte bien para ese término de búsqueda.

Fíjate en los resultados que aparecen más arriba para los términos de búsqueda que deseas clasificar y asegúrate de que tu contenido tiene el mismo formato.

Es importante saber en qué en formato debes ofrecer el contenido para satisfacer mejor la intención del usuario

SEO en la página (SEO ONPAGE)

El SEO en la página incluye todos los factores de clasificación que dependen directamente de tu contenido y de tu sitio web.

Son los que más influyen, como el texto que escribes, los títulos que utilizas, las imágenes que incrustas, el enlazado interno de tus artículos o el tiempo de respuesta de tu servidor.

A continuación, se indican cinco aspectos importantes para optimizar el SEO en la página de tu artículo. Verás que no hay secretos.

1. contenido

El valor que el contenido tiene para el usuario es crucial para la clasificación.

Recuerda que el único objetivo de Google es proporcionar el contenido que mejor se ajuste a la query del usuario.

Por desgracia, es fácil pensar que nuestro contenido es mejor, cuando en realidad no es diferente de lo que ya existe.

Antes de escribir, busca lo que ya existe. No lo hagas a ciegas. Y asegúrate de que tu contenido tiene un valor diferenciado.

Incluye infografías útiles, estudios de casos, imágenes llamativas, puntos de vista alternativos sobre el tema, experiencias personales, etc.

Esto no debe confundirse con escribir un artículo largo. Algunos estudios han demostrado que existe una correlación entre un mayor número de palabras y una mejor clasificación, pero no siempre es así.

Lo mejor es siempre resolver el problema del usuario y ya está.

El contenido no tiene que ser necesariamente más largo para clasificarse, sólo tiene que ser mejor. Este hecho fue confirmado por el portavoz de Google, John Mueller en el 2018.

ST contenido no tiene que ser largo para ser apreciado. Solo debe ser mejor. (Esto significa que debe ser contenido de calidad que si o si responda a la intención de búsqueda del lector.

Esto significa escribir lo necesario para satisfacer al usuario.

También existe la idea de que si se publican contenidos con más frecuencia, se obtendrán más visitas. Por esta razón, muchos blogueros insisten en publicar un post a la semana (¡o incluso uno al día!).

Otro falso mito es que si publicas un artículo cada día, crearás mejores contenidos que tus competidores.

Nos centramos en la calidad, no en la cantidad, y por ello nos tomamos el tiempo necesario para cada contenido.

2. título

Después del contenido del propio artículo, el título es probablemente el elemento más importante.

Dado que el título indica al usuario de qué trata el artículo, suele ser el primer elemento evaluado por los motores de búsqueda como Google.

Por lo tanto, es una buena idea incluir las palabras clave para las que se quiere clasificar. Sin embargo, no dudes en utilizar sinónimos y expresiones similares para hacerlo más natural: Google es muy bueno para interpretarlos.

Un buen título también es llamativo.

Los estudios han demostrado que el CTR (porcentaje de clics) en los resultados de búsqueda mejora la clasificación. Si tu contenido es bueno y escribes un título que atraiga muchos clics, es probable que estés en los primeros puestos.

Te recomiendo:

  • Incluir palabras clave (o sinónimos) en el título para facilitar su interpretación por parte de Google.
  • Añade verbos y adjetivos pegadizos para que sea más fácil hacer clic cuando aparezca.
  • Si su título tiene más de 65 caracteres, no aparecerá en los resultados de búsqueda de Google.
  • No publiques más de una página con el mismo título.

3. subtítulos

La función principal de los subtítulos (también conocidos como H1, H2, H3, etc.) es organizar el contenido y facilitar su lectura.

Como son la parte más visible de tu contenido, deben contener las palabras clave o variantes que desees posicionar. Esto hará que el artículo sea aún más relevante.

Lo mejor es utilizar los subtítulos de forma jerárquica: H1 es el título principal, las diferentes secciones son H2, y las subsecciones o subtítulos serán H3.

H1: Cómo cuidar conejos

H2: Alimentos

H3: Purinas

H3: Comida casera

H2: Reproducción

H3: Crías

Aconsejamos utilizar subtítulos de sentido común para facilitar la lectura e incluir palabras clave relevantes cuando sea posible.

Estos tres elementos están estrechamente relacionados con el tema principal y también ayudan a ganar tráfico orgánico al ser buscados en Google.

4. meta descripción

La meta descripción es un fragmento de texto que acompaña a los resultados de búsqueda.

Por defecto, Google muestra un fragmento con tus palabras clave, pero si quieres personalizarlo, puedes utilizar un plugin como Yoast SEO.

Las meta descripciones no contribuyen directamente a su clasificación. Sin embargo, pueden tener un efecto indirecto, ya que un texto atractivo puede aumentar el número de clics en los motores de búsqueda (y, por tanto, el tráfico).

Te recomiendo:

  • Crear meta descripciones que llamen la atención y que prometan beneficios al lector para conseguir más clics.
  • Asegúrate de incluir palabras clave para aumentar la relevancia para los usuarios.
  • Los límites de caracteres para las meta descripciones varían; Google puede utilizar 160 o 320 caracteres; escribe lo más importante en 160 caracteres y escribe información adicional hasta 320 caracteres para estar seguro.

5. Enlaces internos

Los enlaces internos son enlaces a otros artículos de tu sitio web que se incluyen en tu contenido.

A menudo no se les presta mucha atención, pero pueden ser factores de clasificación importantes por varias razones:

  • Te permiten dirigir a los visitantes a otras partes de tu sitio web. Esto aumenta el tiempo total que un usuario pasa en tu sitio blog.
  • Puedes controlar el texto con el cual enlazas tus artículos, llamado texto ancla (anchor text), para aumentar la relevancia en los motores de búsqueda para esa palabra clave.

También hay quien cree que los enlaces internos de una página redistribuyen la autoridad de los enlaces externos.

Por eso, algunas personas se devanan los sesos pensando en cómo estructurar sus contenidos y enlaces internos para distribuir la mayor autoridad posible entre las páginas de su sitio.

La realidad, sin embargo, es que muchos SEO prefieren complicarse la vida defendiendo complejas teorías que ofrecen pocos beneficios tangibles.

Si se puede obtener el 80% de los resultados con el 20% del esfuerzo, ¿por qué complicar más las cosas?

El sentido común dice que está bien enlazar a otros contenidos de tu sitio web siempre que sean relevantes y útiles para tus usuarios. Nada más.

En otras palabras, publica enlaces en los que tus lectores estén encantados de hacer clic. No publiques enlaces que sabes que nunca serán visitados.

Utilice los enlaces internos de los artículos más visitados para distribuir tu tráfico a otros contenidos relevantes.

Ejemplo práctico

  • Si tienes un artículo sobre cómo cuidar un conejo lo más lógico sería enlazar hacia un artículo en el que hables de las mejores jaulas para liebres.
  • No tendría relevancia si enlazaras hacia un artículo que hable sobre cuidados de las aves, es solo sentido común.

6. URL

Hasta hace poco, las URL (la dirección que identifica una página de un sitio web, por ejemplo, solobussines.com/como-crear-blog/) se consideraban uno de los factores de clasificación más importantes. Por esta razón, muchos empezaron a incluir palabras clave en la propia URL.

Sin embargo, Google ha señalado ocasionalmente que esto es de poca utilidad. Además, en mis experimentos no he encontrado ninguna correlación directa con un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda.

Simplemente te recomiendo que hagas tus URLs lo más sencillas y amigables posible. Por lo general, esto significa incluir palabras clave que faciliten que otros recuerden, compartan y enlacen tu sitio.

Por ejemplo, ¿Qué URLs son más fáciles de enlazar y compartir y son más representativas para el tema de tu artículo?

solobussiness.com/?p=34271
solobussiness.com/2022/06/06/category/guías/la-guía-que-nunca-habías-visto-sobre-seo
solobussiness.com/guía-seo-principiantes/

La tercera es una url mucho más amigable y representativa de tu tema.

Te recomiendo:

  • Crea una URL corta que defina el concepto general de tu contenido.
  • Intenta incluir palabras clave en la URL, pero no las fuerces si son demasiado largas.
  • Evita las fechas a menos que sea necesario. De lo contrario, corres el riesgo de que tu contenido quede obsoleto con el tiempo.

7. HTTPS y SSL

Google señalo en el 2014 que la seguridad de tu sitio web es una señal de clasificación muy importante ya que para Google la seguridad es una prioridad.

Aunque esto no parece ser una ventaja, el hecho es que los usuarios se preocupan cuando ven una advertencia de «inseguridad» en la barra del navegador.

Para que un sitio web utilice una conexión segura, debe instalarse un certificado SSL en el servidor. Hay certificados de pago y gratuitos (por ejemplo, el de Webempresa). A primera vista, esto puede parecer mucho trabajo, pero en realidad no es tan complicado.

8. velocidad de carga

Por último, la velocidad de carga del sitio web también puede ser un factor de clasificación.

Sin embargo, al contrario de lo que muchos proveedores de plantillas de WordPress y empresas de alojamiento nos quieren hacer creer, Google también afirma que la velocidad de carga del sitio web no es un factor determinante a menos que sea tan lenta que afecte negativamente a la experiencia del usuario.

La realidad es que si es importante porque nadie va esperar mas de 5 segundos a que cargue una página. Esto afecta negativamente la página porque le dice a Google que ese contenido no es relevante ya que los usuarios no permanecen ni 10 segundos en el sitio web.

Sólo tienes que asegurarte de que la velocidad de tu servidor sea la adecuada y de que tus páginas no tardan demasiado en cargarse (no incluyas demasiadas imágenes pesadas, por ejemplo).

SEO fuera de la página: Enlaces (SEO OFFPAGE)

El SEO fuera de la página se refiere a los factores de clasificación que no dependen directamente del contenido.

Suelen ser enlaces a tu contenido, ya sean internos (desde su propio sitio web) o externos (desde otros sitios web).

Los enlaces internos se explicaron anteriormente (asegúrate de que estás enviando tráfico relevante desde otros artículos relevantes), así que aquí nos centraremos en los «enlaces externos», que son la base de la existencia de Google y suelen ser los más difíciles.

La importancia de los enlaces externos

Algunos piensan que los enlaces externos son cada vez menos importantes.

Creemos que esto es cierto. En algún momento, es probable que Google deje de utilizarlos para evaluar la calidad de tu contenido porque son fáciles de comercializar y manipular.

Sin embargo, los enlaces siguen siendo un factor de clasificación muy importante hoy en día. Sin ellos, sería imposible enfrentarte a la fuerte competencia.

Como se suele decir, los enlaces entrantes son «votos» a los ojos de Google. Si un contenido recibe muchos enlaces, Google pensará: «Vaya, este podría ser un contenido realmente bueno». Mostrémoslo a los usuarios y veamos qué les parece».

Entonces aparecerá en la parte superior de la lista para que los usuarios puedan encontrarla.

Pero ten cuidado. La historia no termina ahí. Los enlaces no son una panacea. Porque Google sabe que los enlaces pueden ser engañosos. Esto significa que pueden ocurrir una par de cosas:

  • A los usuarios les gustará leerlo. Si lo hacen, Google entenderá que tu contenido es realmente bueno.
  • Pero si los lectores huyen, se dará cuenta de que no se ve bien y lo enterrarán en las profundidades de los motores de búsqueda. No importa cuántos enlaces tenga.

Míralo como la estantería de un supermercado. Si tu contenido recibe un enlace, Google lo mostrará. Pero si la gente que lo ve no lo compra, se volverán a guardar al cabo de un tiempo.

Los enlaces son una forma de captar la atención inicial. Desgraciadamente, a menudo ocurre que sitios web y blogs con buenos contenidos no son visibles en los motores de búsqueda por falta de enlaces externos.

La adquisición activa de enlaces se denomina construcción de enlaces. Sin embargo, antes de ver las mejores estrategias de construcción de enlaces, debemos conocer dos parámetros: Calidad de los enlaces y texto ancla.

Calidad de los enlaces

Para clasificar un sitio web o una página, es mejor tener un pequeño número de enlaces de alta calidad que un gran número de enlaces con menos calidad.

Pero, ¿Qué determina la calidad de un enlace?

Hay muchas teorías. La opinión más común es que el vínculo ideal debe ser:

  • Relevante: Aparecer en sitios web con una temática similar a la tuya. Si tienes un blog de finanzas, un enlace a una empresa de trading es relevante.
  • Contextual: El enlace está rodeado de texto que ayuda a Google a interpretar el enlace. Por esta razón, los enlaces aislados en pies de página o barras laterales no se consideran muy relevantes.
  • Popular: El enlace debe estar en un sitio web que tenga un alto perfil, como un blog conocido o un periódico nacional.
  • Sin atributo nofollow. Hace algún tiempo, Google introdujo una nueva categoría de enlaces llamada nofollow para evitar el spam en comentarios y foros. Los enlaces nofollow indican a los robots de los motores de búsqueda que los ignoren y (en teoría) no contribuyen a la clasificación.

Creo que esto es algo muy bueno. Sin embargo, según mi experiencia, hay un último factor que puede multiplicar la calidad de un enlace: que el usuario haga clic en él.

Si pones un enlace adecuado y contextual al mayor periódico del país, nadie hará clic en él.

Pero si el artículo es un éxito y el usuario hace clic en el enlace y tiene una buena experiencia de usuario cuando llega a su sitio web, el efecto se multiplica.

TEXTO ANCLA (ANCHOR TEXT)

El texto ancla es el texto del enlace. Por ejemplo, en el siguiente enlace, el texto ancla es «siguiente enlace».

Esto es importante porque el texto del enlace te ayuda a aparecer para esa palabra clave.

En otras palabras: Si alguien enlaza tu artículo con el texto «Cómo crear un blog», Google entiende que tu artículo puede ser relevante para esa palabra clave.

Para evitar que manipulen el texto ancla de los enlaces y aprovecharse de eso, Google creó el algoritmo Penguin, que puede devaluar la clasificación de un sitio web si detecta un patrón no natural.

Sí, comprar, intercambiar o manipular enlaces va en contra de las directrices de Google. Si lo detectan (tienen algoritmos y auditores para ello), pueden eliminar tu web del buscador.

¿Cómo puedo obtener enlaces externos?

Hay varias maneras de adquirir enlaces externos para mejorar el rango de tu página. Es lógico que las medidas más difíciles sean las que más beneficios aporten.

Cuantos más enlaces consigas, más enlaces obtendrás de forma natural.

¿Por qué? Porque la gente suele enlazar con el primer resultado del buscador, aunque el otro contenido sea mejor.

1. Guest Posting (posts de invitado en otros blogs)

Una de las formas más eficaces y fiables de conseguir enlaces de calidad es publicar artículos como autor invitado en otros blogs.

Lo ideal es que sea en un blog de referencia sobre un tema similar al tuyo. Tú obtienes un enlace y visibilidad en la comunidad y el bloguero recibe el artículo gratis.

El enlace a su sitio web suele estar al principio o al final del artículo en la biografía del autor invitado. También puede incluir enlaces a otros artículos suyos en el texto.

Algunos blogs tienen una sección en la que se describe cómo aceptan los artículos de invitados, mientras que otros requieren que te pongas en contacto directamente con el autor para publicar un artículo.

Te recomiendo

  • Reserva algunos de tus mejores contenidos para los posts de invitado (recuerda que los mejores enlaces son los que traen visitantes).
  • No apuntes a palabras clave en tu sitio web o te crearás competencia.
  • Incluye tus enlaces de forma natural. De lo contrario, molestarás al propietario del blog.
2. enviar comunicados de prensa

Otra buena forma de conseguir enlaces es escribir un comunicado de prensa y enviarlo a los periodistas de los periódicos, pidiéndoles que lo publiquen.

No es fácil conseguir enlaces, especialmente en los buenos periódicos. Los periodistas reciben muchos comunicados de prensa cada día, pero la mayoría ni siquiera se abren. Pero los beneficios merecen el esfuerzo.

Te recomiendo

  • Buscar a los periodistas responsables de tu temática, de lo contrario pronto serás visto como un spamear.
  • Escribe artículos de interés periodístico (los artículos comerciales se eliminan automáticamente).
  • No fuerces los enlaces (puedes enlazar el artículo como fuente o experto).
3. Conseguir que la gente te enlace.

La mejor manera de conseguir enlaces es producir contenido que sea naturalmente fácil de enlazar.

Se trata de publicar guías, artículos en profundidad, listas de recursos o investigaciones y análisis originales, sobre todo si son originales y no se encuentran en otros lugares.

4. Se proactivo con su contenido.

Sin embargo, si quieres ser más proactivo (como es mi caso), es una buena idea averiguar qué contenido existe sobre un tema, crear algo mejor y presentarlo a los autores de los sitios web que lo enlazan.

Veamos un ejemplo. Por ejemplo, digamos que tienes un blog de viajes y quieres crear una guía de viajes sobre Italia.

  1. En primer lugar, comprueba qué guías de viaje sobre Italia existen en Internet.
  2. Entonces creas un artículo mucho mejor que los demás, cubriendo todas las partes del país y lugares originales que no aparecen en otros artículos.
  3. Para identificar los sitios web que enlazan con otras guías sencillas, necesitas una herramienta como Seokicks (gratuita) o Ahrefs (de pago, pero más completa).
  4. A continuación, debes ponerte en contacto con los autores de esos sitios web, presentarles su guía y explicarles por qué deberían incluirla en lugar del sitio web al que enlazan.
5. Entrevista influenciadores y eminencias de tus sector

También puedes conseguir tu primer enlace entrevistando a blogueros e influencers que tengan páginas web.

Últimamente se ha abusado mucho de esta estrategia, pero si tu contenido es bueno, es probable que estos blogueros enlacen tu entrevista y tu sitio web desde su blog.

6. Haz ingeniería social

También es importante entablar relaciones con otros blogueros: síguelos en Twitter, comenta sus publicaciones y enlázalos (y date a conocer).

Esto aumentará la probabilidad de que enlacen a tu sitio web en sus artículos.

Otro método muy eficaz para conseguir enlaces a través de las relaciones es preguntar directamente a sus proveedores y clientes.

También puede incluirlos en su página de testimonios o enlazarlos en su área de clientes. Fácil y sencillo.

7. Utiliza las redes sociales

En las redes sociales como Facebook y Twitter, puedes incluir enlaces en la descripción y también compartir el artículo.

Incluso si ambos enlaces son nofollow, tu sitio web recibirá más visitantes si se hace clic en esos enlaces.

Y si tu contenido satisface a los usuarios, los motores de búsqueda acabarán recompensándote con una mejor clasificación.

8. Resuelve dudas en foros

Tradicionalmente, esta es una técnica muy spam, por lo que la mayoría de los enlaces en los foros son nofollow.

Sin embargo, cualquier enlace que te traiga tráfico es útil, ya sea nofollow o no.

Intenta añadir valor a tus publicaciones y enlaza a tu propia web o artículo como fuente de información adicional para aumentar la probabilidad de que los lectores hagan clic en él sin que el administrador lo elimine. Siempre y cuando sea necesario.

9. Comenta en otros blogs del sector

Al igual que en los foros, los enlaces en la sección de comentarios de los blogs son nofollow.

Sin embargo, si tus comentarios aportan valor y un lector hace clic en ellos, pueden ser igual de útiles. Así que evita los comentarios que se limitan a agradecer y a dejar un enlace, de lo contrario se borrarán más rápido que tus huellas en la arena.

10. Comprar enlaces

Hay sitios como Publisuites, Unancor, coobis, prensalink y enlazator en los que puedes comprar enlaces a blogs y periódicos, lo que te ahorra el trabajo de contactar con ellos y ofrecerles algo interesante a cambio de un enlace.

No es barato, así que te aconsejamos que seas muy cuidadoso en cualquier caso. (No te recomiendo comprar enlace)

La compra de enlaces va en contra de las directrices de Google. Si abusas de él o lo haces mal, te arriesgas a ser penalizado con la eliminación de tu sitio web de los resultados de búsqueda. Para muchos, esto significa el fin de su negocio.

Por supuesto, este tipo de enlaces puede ser muy eficaz, pero sólo lo recomendamos si tienes experiencia y estás dispuesto a asumir el riesgo.

Resumiendo

Enhorabuena por haber llegado hasta aquí y esperamos que hayas podido descubrir el maravilloso (y rentable) mundo del posicionamiento web.

Pero antes de hacerlo, permíteme repetirlo.

El SEO es de sentido común.

No es necesario tener una maestría para posicionar tu sitio web y conseguir visitas. De lo contrario, no sería rentable crear un blog para tener éxito.

El objetivo de Google tampoco es crear un entorno sólo para expertos.

No caigas en la trampa de la gente que busca trucos de magia o que intenta venderte «secretos» de SEO. No existe tal cosa. Los conceptos generales que has aprendido en este artículo son más que suficientes para empezar.

Ahora sólo tienes que ponerlas en práctica.

Cualquier duda déjala en los comentarios. No olvides compartir este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.