Cómo madrugar sin pereza

Cómo madrugar sin pereza: ¿Qué tienes que hacer?

¿Cómo madrugar sin pereza? ¿Te genera rechazo escuchar cada mañana el reloj despertador? ¿Siempre comienzas el día con prisas y no sabes qué hacer para cambiar eso?

Esto es más común de lo que parece y la mayoría de la gente lo ignora. Piensan que es algo normal, como todo el mundo lo hace, pues no importa.

Más que de suerte, madrugar se trata de crear un hábito que con el tiempo te facilitará levantarte temprano sin esfuerzo y totalmente descansado.

Espero que los 5 consejos que te voy a compartir a continuación te ayuden a madrugar sin sufrir y sin sueño, totalmente enchufado.

Cuáles son tus por qué

En mi experiencia querer levantarme temprano porque sí, sin ninguna razón, no me funcionó. Por bastantes años hice lo mismo y siempre terminaba aplazando la alarma.

Es importante entender por qué quieres madrugar, cuáles son tus razones para hacerlo. Esas son dos preguntas importantes que tienes que hacerte si quieres ser un madrugador convencido y consumado por los años venideros.

Estamos acostumbrados a hacer todo en automático y olvidamos el porqué de las cosas, por qué hacemos lo que hacemos y perdemos la motivación. Entramos a la monotonía de la vida y nuestras metas se estancan irreversiblemente.

Para que esto no ocurra nunca más te propongo el siguiente ejercicio a base de preguntas. También puedes aplicarlo para cualquier otra área de tu vida.

¿Qué quieres cambiar en tu vida y cómo puede ayudarte el hecho de madrugar y destinar un tiempo para ti cada mañana?

¿Qué cosas quiero hacer y no las hago porque me falta tiempo? ¿Levantarme más temprano me dará tiempo para poder realizarlas?

¿Qué me impide levantarme temprano y qué puedo hacer para contrarrestar esas consecuencias negativas?

Planifica tus mañanas con antelación

Para que te conviertas en una persona madrugadora hay que hacer la transición lo más suave y agradable posible. No queremos que te rindas antes de comenzar.

Algo que facilita mucho este proceso es eliminar todas las decisiones que haya que tomar en la mañana recién te levantas. Tomar decisiones causa fatiga mental y puede llegar a ser un problema si eres una persona indecisa.

Para no perder tiempo en las mañanas tomando decisiones innecesarias vamos hacerlo la noche anterior para que cuando te despiertes en la mañana no te abrumes por las decisiones que hay que tomar y te quedes más tiempo en la cama.

Para evitar ese problema haz lo siguiente:

  • Ten listo el bolso o la maleta con todo lo necesario, de manera que solo tengas que tomarlo y salir de casa.
  • Deja lista la ropa que te vas a poner al otro día.
  • Define cuáles van a ser las tareas prioritarias de la mañana o qué vas hacer con las primeras horas de la mañana.

Estas son solo algunas ideas para facilitarte la vida. Aunque no lo creas para muchas personas es realmente tedioso decidir y prefieren quedarse un ratito más en la cama para evitar esa molestia.

Acuéstate pronto

Cuanto más tarde nos acostamos más nos costará levantarnos temprano. Si no se descansa lo suficiente es más probable levantarse tarde. Pero ¿Cuántas horas se necesitan dormir?

Según la ciencia un adulto necesita dormir de 7 a 9 horas, es decir, un promedio de 8 horas diarias para estar totalmente descansado. Con esa información en mente ya puedes calcular a qué hora debes acostarte para madrugar.

Estos datos no son una camisa de fuerza. Hay gente que solo duerme 6 horas durante el día. Por ejemplo puedes dormir 5 horas en la noche y en la tarde tomar una siesta reparadora de uno hora u hora y media, como mejor te parezca.

También puedes dormir 6 horas en la noche y después del almuerzo tomar una siesta de media hora para evitar los micro sueños en la oficina.

Ten un motivo para levantarte

Este motivo va más allá de tus porqués. Tiene que ver con tu propósito, ese algo que te motiva a salir temprano de la cama para hacer eso que amas.

Si no tienes un propósito, te propongo lo siguiente: madruga para adelantar tu trabajo o tu estudio y así tener más tiempo para hacer lo que te gusta o poder salir con tus amigos. También puedes designar ese tiempo para trabajar en tus planes de futuro, que se yo, hay muchas posibilidades.

Mantenerte motivado

Durante estos procesos de cambio lo más difícil, a veces, es mantenerse motivado porque algunos días estamos demasiado cansados o simplemente queremos hacer pereza un ratito más.

Si a ti te resulta muy difícil madrugar todos los días, puedes involucrar a un familiar para que te despierte todas las mañanas y se asegure de que te levantes.

Otra cosa: no pierdas de vista las razones por las que decidiste ser madrugador para mantenerte motivado. Recuerda lo siguiente: te vas a morir y cuanto más tiempo desperdicies en la cama menos tendrás para hacer lo que amas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.