Cosas que deberías hacer todas las mañanas

Cosas que deberías hacer todas las mañanas

A medida que pasan los años las obligaciones crecen, llegan los niños, el tiempo ya no alcanza para nada, se pierde el vigor y cada vez tenemos menos tiempo para hacer aquello que nos hace felices o eso es lo que cree la mayoría del mundo.

En un abrir y cerrar de ojos andamos tan ocupados que sentimos que las energías ya no son suficientes para luchar por nuestros sueños. Es como si todo se acumulara día tras día dificultando nuestro proceder.

Por esta y otras razones es urgente aprender a manejar el tiempo de forma sabia. Aunque parezca imposible abrir pequeños espacios durante el día, créeme, es posible solo si uno se organiza de la manera adecuada.

Haz el esfuerzo de sacar espacios para aprender cosas nuevas, hacer algo que te haga feliz, dedicar tiempo a tu nuevo negocio, que se yo. Hacer algo que te haga sentir feliz y pleno.

Ahora es cuando. No permitas que pase más el tiempo y realmente te falten las energías para decir por qué no hice esto por qué no hice aquello. Ahora es el momento perfecto.

Imagínate morir con toda la música aún por dentro. Sácale provecho a la vida. Todos queremos algo distinto. Eso es lo bueno de ser diferentes.  

Corta de raíz con ese ciclo de levantarte, trabajar, televisión y dormir. Esa es la peor manera de vivir: sin ilusiones, sin metas, sin objetivos, sin un propósito.

Todo está en tus manos. Tu decides si transformar tu vida o no hacerlo y recuerda que todo lo que hagas cuenta, todo cuenta para mal o para bien.

Te recomiendo leer:

Cosas que deberías hacer en la mañana para estar más saludable

Aquí te comparto 6 cosas que deberías hacer todas tus mañanas para empezar a cambiar tu vida y tener mejores resultados.

Haz ejercicio

Me parece que no es necesario explicar los múltiples beneficios hacer ejercicio, puesto que ya son muy conocidos y aquí mismo tenemos un artículo sobre dicho tema.

A pesar de que los beneficios de realizar actividad física diaria se han vaticinado sin restricciones alrededor del mundo; muy pocas personas se han tomado la tarea de hacerlo en serio.

Según un estudio realizado por la OMS y que fue publicado por la revista científica The Lancet Global Health la situación en el mundo en general es preocupante, tanto así que son muchos los países que año tras años el porcentaje de adultos inactivos aumenta peligrosamente.

Te invito a leer el informe completo aquí

Para estar entre la media de la población más sana, fuerte y activa del mundo necesitas hacer deporte a diario o por lo menos de tres a cuatro veces por semana.

Antes de ir trabajar haz ejercicio. No es necesario hacer largas maratones que solo te desgastan. Lo que necesitas es familiarizarte con hiit (ejercicio interválico de alta intensidad) En este mismo término se basa el ejercicio científico de 7 minutos que casi nadie puede acabar. ¿Revolucionario no? En solo 7 minutos vas a poder hacer ejercicio y de calidad que no es lo mismo. Todas las mañanas en unos cuantos minutos estarás listo para comerte el mundo.

Toma duchas frías

En 2007 el instituto nacional de la salud de Estados Unidos realizó un estudio y encontró que tomar duchas de agua fría de manera frecuente segrega unos neuroquímicos que te hacen sentir más feliz y te elevan el ánimo.

Por si no lo sabías las duchas frías se utilizan para tratar pacientes con síntomas de depresión.

Si has seguido de cerca a Tony Robbins, el famoso orador motivacional, sabrás que él todas las mañanas se sumerge en agua helada. Acelera el metabolismo, fortalece el sistema inmune y favorece la circulación.

Aunque parece difícil hacerlo, comienza por tomar una ducha de agua fría a la semana para que notes la diferencia.

Al comienzo lo más duro es asimilar el choque térmico, pero te digo que cuanto más lo aplaces más tortuoso será el proceso. Cuando estés preparado, no lo pienses tanto y ve con toda.

Come proteínas todas las mañanas

Las proteínas son un macronutriente esencial para la vida. Se encargan de proporcionar aminoácidos esenciales para el crecimiento y mantenimiento de nuestras células y tejidos.

Dependiendo del rigor de tu actividad física y según sean tus objetivos necesitarás una mayor o menor cantidad de proteínas. Por ejemplo si eres deportista tu ingesta de proteínas debes ser un poco más elevada que la media de población cuyas actividades diarias no requieren tanto esfuerzo físico.

Cada persona es diferente y en función de si misma sus requerimientos nutricionales varían un poco.

Más que proteínas, come de manera equilibrada. Es increíble que muchas personas desayunen solo café o incluso nada. Esto a largo plazo no es saludable si lo haces todos los días; está bien hacerlo uno o dos días a la semana si se tratase de ayuno intermitente, por lo demás no.

Además la proteína nos ayuda a sentir saciedad durante el día y evitar así picar entre comidas, cosa que resulta muy saludable para no comer carbohidratos.

Trabaja en tus objetivos

Trabaja en tus objetivos durante las mañanas ¿Quieres saber por qué?

Por qué tus objetivos son importantes y deben ser prioridad en tu vida. La mejor hora del día para dedicarles tiempo es en la mañana porque tu mente está despejada, libre de estrés, de reuniones molestas.

Aprende a entrenar tu fuerza de voluntad para que todas las mañana le eches ganas a tus objetivos. Dedícales tus horas más productivas del día.

Si quieres crear tu propia empresa o tienes una excelente idea de negocio, trabaja en ella antes de que las preocupaciones del día invadan tu mente y socaven tu creatividad.

Lee y aprende constantemente

Los grandes empresarios y la gente más exitosa de nuestra época se han caracterizado por ser ávidos lectores y aprendices de tiempo completo.

Recuerda que educarte es necesario para estar a la vanguardia y mantener un cerebro ágil y productivo con el pasar de los años. Las mañanas son perfecta para leer.

Dedica de 30 a 60 minutos a capacitarte o a leer sobre determinado tema que te interesa de manera personal o profesional.

Preferiblemente deberían ser lecturas que te hagan crecer como persona. Ahora, si te cuesta trabajo leer puedes escuchar un podcast o audiolibros mientras vuelves a coger el ritmo.

Algo adicional: la gente común busca entretenimiento, la gente extraordinaria se educa y crece constantemente. Los peros no existen.

Medita

Muchos estudios respaldan el poder de la meditación y los beneficios que esta trae a la vida de quienes la practican con regularidad. Así como lo hace el ejercicio, la meditación también puede ayudarte a bajar el estrés, controlar la ansiedad y aumentar tu creatividad.

Al estar calmado, sin estrés, se fortalece el sistema inmunológico. Con dos sesiones de 10 minutos al día es suficiente para empezar. Con el tiempo querrás dedicarle más tiempo a la meditación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.