Cómo ser más productivo

Cómo ser más productivo

Cómo ser más productivo seguramente fue la pregunta que te trajo hasta este artículo de productividad y eso indica que realmente valoras tu tiempo y los resultados que puedes obtener si te organizas.

Tanto si eres estudiante, emprendedor, madre u oficinista, la productividad es un tema que te debe motivar para aprender sobre cómo puedes hacer las cosas en menos tiempo y hacer que tu día rinda un poquito más para que al final de la jornada tengas momentos para ti, tus amigos y tu familia.

En un mundo laboral tan exigente, a menudo, nos vemos saturados de tareas, objetivos, metas, planes y obligaciones por hacer que sentimos que el tiempo no alcanza y nos invade la frustración. Comenzamos a agobiarnos y terminamos siendo más improductivos y desperdiciando nuestro tiempo en cosas de poca importancia o que no son relevantes para lo queremos lograr o hacer. Por eso he preparado estos consejos para ayudarte.

Espero que este post te ayude a ser más eficiente y productivo en tu vida diaria

Define qué vas hacer cada día, planifica y organiza

Cuando queremos que nuestra productividad se incremente lo más importante es organizarse.

Puedes organizarte de manera anual, mensual, semanal o diaria. Esto significa que es muy importante tener objetivos, metas y tareas para cumplir ya sea de manera personal, empresarial o laboral.

Debes proponerte cumplir con objetivos a largo y corto plazo, de manera que semanalmente o mensualmente te dediques a cumplir con pequeñas metas que cada vez te acerquen más a tus objetivo. 

La mejor manera de hacerlo es cumplir con pequeñas tareas diarias que una a una van sumando y de repente, cuando menos lo pienses habrás cumplido con tus metas y objetivos. Pero recuerda que todos los días debes hacer algo que te acerque a donde quieres estar.

Lo primero es hacer una lista de tareas diarias o semanales. Puedes destinar un día de la semana a hacer la lista de toda la semana o cada noche dedicas 15 minutos a hacer la lista del otro día y de este modo me voy preparando mentalmente.

Yo personalmente hago listas semanales y cada noche dedico un corto período de tiempo a revisar las tareas que tengo que realizar el día siguiente y de momento me funciona perfectamente, así que te recomiendo que también lo hagas porque te facilitará mucho la vida y tu productividad rendirá frutos rápidamente.

Prioriza lo más importante

Aunque saber lo que vamos a hacer durante el día nos da una gran ventaja y también es importante para mejorar nuestra productividad, es muy necesario priorizar algunas tareas sobre otras según su nivel de importancia y urgencia.

Para esto te propongo los cuadrantes de los que habla Stephen Covey en su libro los 7 hábitos de la gente altamente efectiva:

Importante / urgente

Importante / no urgente

No importante / urgente

No importante / no urgente

Si comienzas a signar tus tareas basándote en estos cuadrantes muy pronto estarás siendo una persona muy efectiva y no tendrás esos atascos mentales de que sabes qué tienes que hacer pero no sabes por dónde empezar.

Divide tus tareas en pequeñas subtareas

Este consejo de productividad es realmente útil cuando nos enfrentamos a tareas con muchos elementos a desarrollar y que son muy complejas.

Conviene que la dividamos en pequeños pasos para que la tarea sea más manejable y no consuma demasiados recursos mentales porque puede haber más tareas por realizar.

Una cosa a la vez, el que mucho abarca poco aprieta

Mi abuela sabiamente me decía que el que mucho abarca poco aprieta y a día de hoy en temas de productividad le doy la razón.

A menudo cuando estamos realizando una tarea, estamos pensando en cómo hacer la siguiente e incluso intentamos hacer varias cosas a la vez y terminamos invirtiendo menos tiempo y atención que se traduce en menos productividad.

Así que mejor enfoca toda tu energía, tu atención y tu creatividad en resolver una tarea a la vez.

Elimina las distracciones

Hay demasiadas cosas que quieren robar nuestro tiempo y robar nuestra atención. Desafortunadamente la mayoría de esas cosas no son importantes y debemos ignorarlas.

Los correos electrónicos, las notificaciones de redes sociales, las llamadas de amistades, los sitios de ocio solo quieren hacernos perder tiempo. Ignorarlas o asignarles un periodo de tiempo para realizarlas es de sabios. No somos máquinas de trabajar, también necesitamos esparcimiento.

Algunas prácticas útiles podrían ser:

  • Alejarse de los televisores.
  • Poner tu celular en modo silencio o dejarlo a un lado y no acercarse durante tu tiempo de trabajo a menos que sea absolutamente necesario.
  • Revisar el correo cada rato es improductivo, en lugar de eso, decide revisarlo cada dos horas durante cinco minutos para no perder demasiado tiempo.
  • Otra práctica útil si tu fuerza de voluntad es débil, sería descargar una extensión para tu navegador y una aplicación para tu celular que limite tu tiempo en sitios web de ocio y evite que los visites durante ciertos momentos del día.

Haz pequeñas pausas

Cometemos el error de no descansar porque tenemos muchas cosas que hacer y provocamos el efecto contrario.

Está comprobado que descansar de 15 a 20 minutos cada dos horas nos ayuda a estar más productivos y alertas durante el día. También al hacer pequeñas pausas podemos respirar profundo, refrescar nuestra creatividad y volver con claridad mental al trabajo.

Aprende de tus errores y crece diariamente

Aquí es importante saber que somos humanos y que cometemos errores y a veces nuestra voluntad se debilita y nos equivocamos. Esto no debe frenarnos, en lugar de eso, aprendamos de nuestro error, en que fallamos y cómo podemos mejorar debe ser nuestro lema cuando no seamos tan eficientes.

Entrena tu cuerpo y tu mente

Practicar deporte nos ayuda a eliminar el estrés y meditar nos ayuda a controlar nuestras emociones de manera más eficiente.

Los ejercicios hiit de alta intensidad son perfectos para comenzar el día con energía y el mindfulness aclara nuestra mente.

También es importante que te formes de manera periódica en temas que faciliten tus tareas diarias: pueden ser cursos, libros, seminarios, entre otros. Es esencial estar en constante aprendizaje para mejorar nuestras habilidades.

Establece un programa de metas y recompensas

Establece metas realistas y ponles fechas límite para cumplirlas. También es importante que sean metas que te motiven  y si no hay forma de que sea así, intenta cumplirlas lo más rápido posible.

Aprende a reconocer tu esfuerzo, tu trabajo, tus capacidades y prémiate cada vez que cumples con una meta semanal y haces algo bien por muy simple que sea.

A veces reconocer nuestras cualidades y nuestro trabajo es difícil; no obstante, debemos aprender a hacerlo para mantenernos motivados.

No te sobrecargues laboralmente

Acepta tus límites, cada día tiene 24 horas y lo que podemos hacer con ellas tiene una duración limitada.

Esto nos da una ventaja porque nos permite organizarnos mejor y aprovechar nuestras horas más productivas.

En este punto es importante aprender a delegar, no podemos hacer todo. Solemos caer en ese error muy a menudo cuando estamos emprendiendo o desarrollando un nuevo negocio y nos resta eficiencia. Delegar es de sabios y nos facilita la vida.

Es preferible delegar una tarea de poca importancia y poner toda nuestra energía en una tarea de mayor importancia para nuestra empresa.

Deja tiempo para pensar

Desconectarte y tomarte un tiempo para pensar sobre tu vida, tu trabajo, tus metas puede darnos la claridad que necesitamos en esos momentos de mucho estrés y de mucho trabajo.

Cuídate

Esta es una de las cosas que casi no se menciona cuando se habla de productividad.

Debemos cuidarnos, alimentarnos bien, dormir profundamente, tener relaciones sanas que motiven. Todas estas cosas nos ayudan a ser más productivos.

Un entorno positivo nos vuelve optimistas y más productividad. Alejar a las personas tóxicas y negativas de nuestra vida es lo mejor que podemos hacer para estar mentalmente fuertes.

Bien, de esta manera concluye esta guía para emprendedores sobre cómo ser más productivo.

Espero que este post responda tu pregunta sobre productividad y que, por supuesto, te ayude a lograr tus objetivos empresariales, laborales y personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.